20/8/13

Terremotos: desigualdad entre países

Por qué Japón pudo soportar mejor una catástrofe 1000 veces mayor que la de Haití

Cada país tiene una realidad social muy diferente. Qué hubiera pasado si el pueblo haitiano hubiese tenido parte de la preparación nipona. 



Ambos Estados parecen provenir de dos mundos diferentes.

El sismo de 8,9 grados de magnitud en la escala de Richter ocurrido el viernes en Japón tuvo una potencia 1000 veces mayor al desatado en enero de 2010 en Haití. Pero la cantidad de muertes que hubo que lamentar en el país asiático fue, hasta ahora, 60 veces menor.

Las cifras oficiales registradas por la Administración de Puerto Príncipe notificaron que fueron 316.000 los fallecidos tras el terremoto del 12 de enero de 2010, a 15 km de la capital haitiana. Mientras que el movimiento sísmico sumado al tsunami y a las explosiones en los reactores nucleares japoneses, alcanzaron hasta este martes las 3771 víctimas fatales. Aún contabilizando las más de 8000 personas desaparecidas, las cifras son extremadamente disímiles.
Japón y Haití conviven con evidentes condiciones geopolíticas antagónicas. La preparación contra desastres naturales de la tercera economía del mundo (antisísmica, antitifones) frente a la inexperiencia de la isla del Caribe presenta un cuadro de difícil comparación, pero las estadísticas existentes permiten visualizar las distintas realidades.
Los datos duros de cada Estado provistos por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, CIA World Factbook y Global Peace Index, detallan en qué condiciones cada país fue víctima de la catástrofe, cifras que revelan por qué el estado nipón pudo soportar mejor la furia de la tierra, con territorios y población más numerosas que Haití.

Territorio. Japón: 377.915 km | Haití: 27.750 km
Población. Japón: 126.475.664 (10º) | Haití: 9.719.932 (87º)
Tasa de crecimiento. Japón: -0.278% | Haití: 0.787%
Edad media. Japón: 44,8 años | Haití: 21,4 años
Alfabetismo. Japón: 99,6% | Haití: 49%

Otros datos revelan que mientras en Japón nacen 7 chicos (222º a nivel mundial), las mujeres haitianas dan a luz a 25 (67º). No obstante las restantes cifras en cuanto a salud son drásticas.

Mortalidad infantil (s/ 1000 nac.). Japón: 2,78 (219º) | Haití: 54,2 (41º).
Expectativa de vida. Japón: 82,25 años (5º) | Haití: 62,17 años (183º)
Personas con HIV. Japón: 8.100 | Haití: 120.000
Muertes anuales por HIV. Japón: 95 | Haití: 7.100

Un japonés en Haití tendría 20,8 más chances de morir al nacer, al tiempo que las posibilidades de que contraiga el virus del HIV serían 22 veces más. A la par, en la isla caribeña hay un alto peligro de contagio de enfermedades como hepatitis A y E, fiebre tifoidea, dengue y malaria. La mayoría de sus aguas están contaminadas con bacterias causantes de estos males.

En cuanto al plano económico e industrial, las diferencias son más extremas si se parte de que el PBI per cápita en Japón es de $32.443 (38º) y en Haití de unos 1.100 dólares (un factor a tener en cuenta es la inexistente distribución de la riqueza). A su vez, en Japón la alta industrialización se ve de algún modo reflejada en la escasa porción productiva de la tierra dedicada a la agricultura, 1,1%, mientras en Haití alcanza el 23 por ciento.

Tasa de desempleo. Japón: 5,1% | Haití: N/A (desempleo generalizado)
Población debajo de la línea de pobreza. Japón: 15,7% | Haití: 80%
Líneas telefónicas. Japón: 44.364 millones (5º) | Haití: 108.300 (142º)
Hostings de Internet. Japón: 54.846 millones (2º) | Haití: 273 (185º)
Usuarios de Internet. Japón: 99.182 millones (3º) | Haití: 950.000 (99º)
Aeropuertos pavimentados. Japón: 144 | Haití: 4
Vías de ferrocarriles. Japón: 26.435 km | Haití: 0 km
Rutas. Japón: 1.203.777 km (5º) | Haití: 4.160 km (155º)

Las industrias de cada país son muestra de los recursos y herramientas a disponibilidad para el desarrollo de la vida a diario, pero también de la capacidad reconstructiva ante casos de emergencia.

En Japón se encuentran los más grandes y avanzados productores de motores de todo tipo, además son pioneros en fabricación de equipamientos electrónicos, maquinarias, metales ferrosos y no ferrosos, embarcaciones, químicos, textiles y procesamiento de alimentos. Sus commodities en exportación van desde sustancia semiconductoras, hasta transporte. En tanto, la economía de Haití se basa en lo textil, fábricas de cemento y la exportación de café, mango y otras manufacturas.

Las postales que llegaron desde ambos países son otros claros indicadores de la sociedad y su cultura. En Haití se produjo un caos generalizado acompañado de constantes saqueos, mientras que en Japón los habitantes esperan con paciencia la ayuda del Estado y forman silenciosas filas en trenes, bancos, y demás departamentos gubernamentales.

Fuente: Diario Perfil //16 de marzo de 2011