31/3/11

Proyecto minero en Esquel

El proyecto minero de Esquel

Los recursos mineros constituyen otro ejemplo de un recurso natural que para su explotación entran en juego distintas políticas a escala municipal, provincial y nacional.

La mina El Desquite es una mina de oro y plata ubicada, aproximadamente a 10 km. de la ciudad de Esquel en la prov. de Chubut. La mina comenzó a operar en 1997 y desde 2002 el proyecto está manejado por la empresa canadiense Meridian Gold.

La empresa piensa invertir alrededor de 120 millones de dólares en una explotación que será a cielo abierto y subterránea. Se extraerán aproximadamente 300.000 onzas de oro al año y se calcula que creará 400 puestos de trabajo directo en la zona cordillerana.

Los vecinos y las organizaciones ambientalistas rechazaron el proyecto debido al impacto ambiental que ocasionará. El elevado consumo de agua y la utilización de cianuro en el proceso de extracción del mineral provocarían la contaminación de las napas de agua.

En el conflicto están comprometidos el gobierno nacional, la intendencia, los empresarios, las organizaciones ambientalistas y los habitantes.

El gobierno nacional privatizó los recursos del subsuelo en 1995, y con esto permitió el usufructo de los mismos.

El gobierno provincial otorgó los permisos de cateo que permitieron a la empresa realizar las exploraciones.

El municipio apoyó el emprendimiento, impulsando la creación de un parque industrial en las afueras de la ciudad de Esquel, donde se instalarían las industrias complementarias a la actividad minera.

La empresa defiende sus derechos adquiridos y asegura que todas las tareas que han sido realizadas en la zona hasta el momento cuentan con las autorizaciones correspondientes.

La organización ambientalista Greenpeace argumenta que las condiciones de extracción del mineral son altamente peligrosas para la vida humana y animal.

La explotación de la mina dividió a la sociedad de Esquel en dos posturas antagónicas: por el Si o por el No a la mina.

Los vecinos realizaron protestas y manifestaciones contra la explotación y convocaron a una consulta popular no vinculante para que los pobladores se manifestaran a favor o en contra el emprendimiento. La consulta fue realizada por el gobierno en marzo del 2003 y en ella participó el 75 % del padrón electoral. El No se impuso con el 81% de los votos.

Este rechazo al proyecto por parte de la población derivó en la sanción de una ley aprobada por la Legislatura provincial en abril del 2003. esta ley restringe la actividad minera en parte del territorio de Chubut. El gobierno de Chubut decidió suspender el proyecto por tiempo indefinido.

Actividad:

Sintetizar el conflicto planteado y determinar el rol de los actores sociales involucrados.